Archivo de la categoría: Otros

Gestión Profesional

Es muy curioso como la vida da vueltas y suele ser justa. Desde hace unos años, no sabría decir cuántos, los ayuntamientos y los gobiernos regionales se han convertido en “suplidores de servicios” del gobierno central: Allá donde el gobierno no llegue, allí damos nosotros el servicio. De esta forma hay regiones que dan atención dental gratuita (sin duda necesaria), en otros los ayuntamientos subvencionan la compra de X vehículos, o  amplían el cheque bebé o es gratis llamar a Gran Hermano. Vamos, que un alcalde se conocía por la de cosas que había hecho la ciudad, por lo bien que había quedado una calle o por los regalos que hace. Y nadie se preguntó como se pagaba.

A fin de cuentas, ese dinero “yo ya pago impuestos” así que “quiero todo”. El problema es que los impuestos no suben tanto como los servicios y de alguna manera hay que tener dinero. Y cuando un alcalde dice “decirme lo que queréis y os subo los impuestos”, la primera respuesta es: “nonono, yo ya pago mucho, búscate la vida, o bájate el sueldo”.

En el fondo lo que refleja es la falta total de visión económica y de proyección de mucha gente. La realidad es que la famosa “Burbuja Inmobiliaria” la crearon los ayuntamientos para poder sostener todas esas prestaciones que la gente demandaba. Nadie se pudo poner en medio porque cortar eso era cortar la financiación, y había que dar alternativas. Ahora resulta que los ayuntamientos han perdido esos ingresos y los que preveían tener, de forma que están en un estado de “quiebra técnica”.

Los grandes se pueden financiar emitiendo deuda, como si fueran un estado, y los pequeños pidiendo dinero a los bancos, como todos. Las regiones tenían las cajas, que también se están hundiendo, víctimas de la misma crisis que está afectando a los ayuntamientos. Porque se han regido por criterios que no son los económicos, sino políticos cortoplacistas, animados por votantes con poca visión.

Tenemos que entender que los mejores gestores son aquellos que no nos endeudan, aquellos que hacen que la ciudad, región o país se desarrollen de una forma sostenible ECONÓMICAMENTE, y no sostenible para flores y palomas, que también tienen importancia, pero menos.  Un ente público no es una empresa, y no se gestionan igual, pero si que tienen algunos principios comunes. Precisamente por eso creo que es imprescibdible que haya un equipo de profesionales de la gestión que aseguren unos mínimos servicios de calidad, así como la viabilidad económica de nuestra administración. Y con lo sobrante, hacer esas labores políticas o de imagen que muchos demandan.

La señora Aguirre ha hablado con mucha claridad, con una sinceridad que muchos no pueden o quieren usar. Vamos a promocionar un modelo estable, con gestores que estén a la altura y que cobren mucho (señora Aguirre, aquí no coincido con usted), vamos a atraer a lo mejor a gestionar el dinero de todos.

Somos los menos productivos de Europa (Que inventen ellos)

Productividad

Todas las estadísticas ponen a los trabajadores españoles entre los menos productivos de Europa, pero sin embargo dicen que somos los que nos pasamos mas tiempo en el trabajo. Eso quiere decir que (evidentemente), si cuando tu terminas tu trabajo te puedes ir, lo sacarás antes adelante. Sin embargo, si está mal visto que te vayas a tu hora, está claro que lo que se valora no es sólo tu trabajo, sino el tiempo que estás. Conclusión: para que trabajar mas si lo que importa es el tiempo que esté en la silla (el famoso no irse antes del jefe). A veces se utilizan eufemismos como “baja implicación con la empresa”. Cuando te dicen eso y tu estás sacando tu trabajo a tiempo, deberías encender todas las alarmas.

Para luchar con esto nada mejor que favorecer (yo diría que incentivar) que la gente trabaje lo que debe, y que se premie la productividad (mas trabajo en menos tiempo) ligándola al sueldo. Es el único modelo a seguir para hacer una empresa competitiva y motivar a los empleados. El tiempo en el que “ser barato a base de mano de obra barata significa éxito” ha pasado. China, India, Norte de África o Latinoamérica son mas baratas, y nuestros costes de mano de obra ya no serán nunca mas los mejores.

Curiosamente otros paises con costes laborales mucho mayores (y con mayores garantías sociales frente al desempleo), como Alemania, si son competitivos pese a que la fuerza laboral es mucho mas cara. En Alemania no han tenido recortes salariales, porque saben cual es su principal activo, los trabajadores. Gran parte de las empresas alemanas han sufrido una larga recesión, debido a muchos motivos que compartimos (crisis) y otros propios (coste de integración). Debido a ello ha bajado la producción, pero eso no se ha traducido en despidos. ¿Porque? Porque no querían precindir de la gente válida. Sin embargo tocaba apretarse el cinturón, así que lo que han hecho es que todos en las empresas trabajen menos, por ejemplo en vez de 40 horas semanales, 30. Esto bajaba el coste productivo, evitaba dramas y además mostraba un compromiso de la empresa con sus trabajadores. Ahora están a pleno rendimiento de nuevo, valorando, como lo han hecho siempre, lo productivo que seas.

Este esquema tan sencillo para pasar la crisis ha sido casi ignorado en España, con algunas honrosas excepciones.

Curiosamente, en un viaje reciende de la Canciller alemana Merkel a España ha pedido a la economía española lo que ellos ya aplican: ligar los sueldos a la productividad. Hasta aquí nada sorprendente, viene a ser algo lógico. Lo completamente surrealista es la respuesta de algunos de nuestros políticos y de la patronal española:

No hemos tenido una mala experiencia (vinculando los sueldos al IPC)

“La productividad es un tema más alemán que español”

Si se quiere mantener el IPC como referencia para un sueldo base, me parece correcto. Pero que debe haber un componente variable que marque la diferencia entre los mas productivos y los que no, es algo indudable. O también podemos mantenernos Quijotescos mientras que el Chiringuito aguante: ¡Que inventen ellos!

Envidia de las revoluciones

Parece que hay algunos que envidian las revoluciones que están sucediendo en el norte deÁfrica.

Humor Bélgica

El problema de Bélgica es que, después de 250 días sin gobierno, no hay previsión de que algo vaya a cambiar. Por ponernos en antecedentes, digamos que en Bélgica hay dos comunidades lingüisticas muy diferenciadas que a su vez dividen el país en dos. Hasta ahora había partidos nacionales, pero cada vez mas se ha tendido hacia partidos regionales que han velado por interesas perciales, hasta llegar al punto en el que una región y otra no tienen nada que ver. Digamos que siempre hubo diferencias, pero que hasta ahora iban todos en el mismo barco.

En las últimas elecciones el vuelco regionalista fue mas marcado y, como consecuencia, nadie tiene la mayoría de los votos ni de los parlamentarios y todos quieren quedarse con lo suyo, sin ceder ni un ápice. Esto ha desembocado en un país sin gobierno durante 250 días, que tiene a medio país escandalizado y al resto de Europa sin saber qué hacer.

Lucha en belgica

Os dejo este enlace para que podais conocer con mas detalle la situación general y económica. Este otro os servirá para entender la situación política en una interpretación complementaria. Esperemos que todo acabe bien, sea lo que sea, y que no se alargue mas. Si no corremos el riesgo de un estado fallido y te otro golpe a la línea de flotación a la UE.

¿Cuanto puede bajar la vivienda?

Burbuja del ladrillo

Depende de a quién le preguntes, de dirá que una cantidad u otra. Desde el gobierno se dice que el momento es ahora si se encuentra la adecuada , si bien hace unos meses decía lo contrario. Las entidades inmobiliarias y de construccón no dejan de decir que ya hemos tocado suelo, que ya no se puede bajar mas. Miestras tanto los portales espicializados dicen que todavía queda mucho para tocar fondo en el precio, hablando en algunos casos de necesidad de ajustes de mas de un 12%. Dado que los alquileres no bajan, la compra sigue siendo la opción mayoritaria, para, al parecer de la gran mayoría “no tirar el dinero”.

Una de las partes implicadas, como es la banca, ha asumido posiciones muy diferentes. La Caixa ya ha asumido que las viviendas puden bajar al 50% de su valor, al declarar el 50% del valor original de tasación como pérdida. ¿Cuanto de esa bajada llegará al mercado? Hagan sus apuestas.

Everybody’s Gotta Live

Me gustaría compartir una canción, es de  Arthur Lee, un artista con una vida realmente compleja. Digamos que tuvo altibajos como muchos genios, que le hicieron un músico genial, pero también alguien que no quieres como vecino (disparó al aire en una discusión con uno) o como pareja (intentó quemar la casa de su ex-novia). Durante años formó grupo con la banda Love, y fruto de esa colaboración es este tema. Casualidades de la vida, conocí el tema de una forma rocambolesca, se la contaré al que me pregunte ;)

Como las guerras de Gila

En este país tenemos muchas cosas en común. Ya seamos de un partido u otro, del Pís Vasco o de Canarias, altos o bajos, al final caemos todos en los mismos tópicos. No hay que ver las llamadas que hacen algunos, y compararlas con las que han hecho otros:

Afortunadamente, estamos en el país de la pandereta, donde todo está tan fuera de lugar que nos podemos reir de todo. El problema es que estas bromas a veces no hacen gracia, y hay gente que muere. Gila hizo humor con cosas que el resto no habríamos considerado graciosas. Pero él sabía muy bien de lo que hablaba.

Estuvo delante de un pelotón de fusilamiento y sobrevivió porque el pelotón estaba borracho y se hizo el muerto. Han pasado 72 años desde que intentaron matarle, desde que pasó la guerra que él comenta, pero algunos, a día de hoy, no se enteran de eso.

Sobre los bancos y cajas

Soy cliente de un banco desde que con 9 años robaron en mi casa y se llevaron mis ahorros y los de mi hermana, que guardábamos en huchas en un armario. Se llevaron todo lo que tenía y me dejaron destrozado. Ojo, que no era poco, era dinero para la época y más en mis manos. Mi madre, sabia ella, me enseñó desde joven a ahorrar, a gastar unas pesetas menos de las que recibía.

Imaginaros la escena, se han llevado todo el dinero que habíamos ahorrado y me estaba dando un mal. Al final mi madre se apiadó de nosotros y nos dio de su bolsillo todo el dinero que habíamos perdido, pero decidió que ya era momento de que abriéramos una cuenta en el banco para ingresar todo. Imaginaros, un mico con cuenta en el banco. Luego me fui haciendo mayor y me tocó tarjeta para sacar el dinero del banco. Tenía 14 años, un fondo a plazo fijo y una tarjeta de débito, me sentía como unas castañuelas con todo eso, era cotitular junto a mi madre y mi padre.

Es interesante ver como ha cambiado la percepción de “la oficina del banco”. Hace 10 años una oficina bancaria era el sitio al que ibas a hacer tus trámites y donde te conocían. Casi todo el mundo seleccionaba el banco por cercanía al domicilio o a la vivienda. Vamos, que te pillara de camino. Y ya de paso, donde conocieras al director o a ese empleado tan majo que te “quitaba las comisiones”. Y todos éramos felices. Si, nos cobraban mucho, teníamos comisiones por todo y su oferta chula era tener una tarjeta de crédito de color oro con una gran capacidad de endeudarse. O las vajillas o el juego de toallas.

Hace unos años, en mi caso desde 2002, los bancos por internet hicieron su entrada en el mercado. Era “tu otro banco”, o el banco que sólo te valía para tener un depósito  y que te diera dinero. Nada de hipotecas ni créditos ni casi de tarjetas, o no demasiado. Yo me hice una cuenta en un banco de estos “virtuales” para tener entradas mas baratas a un evento. Al final acabó siendo mi cuenta de reserva. Estos no tenían comisiones ni nada, pero pocos iban a abandonar su oficina de siempre para dejar al “Paco de toda la vida” que tanto les había ayudado, o que te hacía favorcillos como quitarte comisiones o autorizar ese préstamo para el coche que el sistema negaba. Y tú correspondías dejando gran parte de tu dinero y la nómina allí, y fiándote de Paco.

Desde hace unos años, los bancos “tradicionales”, los que tienen mas oficinas, han jubilado a Paco. Era muy mayor (55 años) y ganaba demasiado, mejor un par de jóvenes JASP para que saquen el trabajo y que lleguen a criterios comerciales. Claro, los jóvenes tienen condiciones “ajustadas al mercado y los nuevos retos”, entre los que están conseguir 3 euros mejor que 2, el beneficio es lo primero, que Paco sacaba 2 porque era un blando. Y entonces esas comisiones que no te cobraban se empiezan a cobrar, porque “ya no tienen mano” para quitarlas. Y esos detalles que de vez en cuando te hacían falta, pues los vas perdiendo porque “el riesgo es alto”, pese a nunca haber fallado una letra o haberte quedado en números rojos. Eres un perfil de cliente, y como tal tienes un trato u otro, aunque no encajes a la perfección. Los grandes números “avalan esa gestión”, en la que ya no es un privilegio tener tu nómina, porque nóminas mejores las hay a patadas.

 

Hasta aquí mi experiencia, pero mi entorno me comenta una y otra vez el siguiente punto:

“Y un día vas a pedir una hipoteca a un banco o caja, muchas veces de una promoción financiada por el propio banco. Entonces la persona que te atiende te dice que necesitas un aval, porque es mucho dinero y no ganas tanto.  Entonces tú comentas que llevas años trabajando con ese banco, que siempre has estado bien, que nunca has tenido un problema y que todo te va genial. Y ellos te explican que si alguna vez has tenido un problema, te resta, pero que el haber estado al día no suma. Y te sientes estafado. Sientes que todo el dinero que se han llevado para especular para ganar mas con la vivienda es una estafa al país. Sientes que las ayudas del gobierno son un insulto. Sientes que tienes que pagar de tu bolsillo las comisiones y tus errores, y eso te cansa, te agota. Como en el casino, la banca siempre gana.“

Y te planteas de que te sirve ser “fiel” a tu banco. Si Paco ya no está, ¿Qué me da una oficina presencial? ¿De que me sirve alguien que no puede decidir si la central no lo autoriza? De nada, absolutamente de nada.

A mi me cobran las tarjetas. A mi me cobran las transferencias. A mi me cobran los cheques. A mi me cobran cuando saco de cajeros, aunque mi caja no esté cerca. Me cobran todo. Me dicen que si no lo hicieran no cubrirían gastos, mientras que publican números geniales y hacen fichajes estrella. Y me siento estafado, pese a no haber necesitado una hipoteca, solo pido no tener comisiones de forma contractual.  

Así que va siendo hora de hacer algo de lógica, algo que tenía que haber hecho hace años, es hora de imitar a los bancos y hacerme mercenario del dinero. ¿Quién me da mas aquí y ahora? ¿Que me sugerís?