Archivo de la categoría: Economia

Abrir una cuenta en un banco Suizo

Bandera Suiza

Últimamente es uno de los comentarios estrella en muchas conversaciones, sacar el dinero de España por lo que pueda ocurrir. Al final esto es como una profecía autocumplida: si crees que todo se va a hundir, realizas acciones que ayudarán a que pase. Pero de todas formas doy algunas pistas:

  1.  Abrir una cuenta en Alemania no aporta nada. Al final será en euros y si nos hundimos le quedarán 2 días al euro. Y ya veremos como sería el cambio con el bono alemán.
  2. Una cuenta fuera no es para el día a día. Es incómodo, caro, poco práctico. Para abrirla hay que llevar ahorros. Aquí mucha gente se echa atrás “¿Qué ahorros?”. Si no hay ahorros, ¿Qué mas da?
  3. Mucha gente piensa que abrir una cuenta en Suiza cuesta mucho dinero, pero hay formas de abrir una cuenta en suiza sin coste.
  4. Abrir una cuenta allí no significa que no tengas que declararlo ante Hacienda (se enterará, y habrá que pagar recargo, salvo amnistía fiscal). Hay que declarar las cuentas en el extranjero con este formulario del Banco de España.
  5. Si abres una cuenta, ábrela en francos suizos. Moneda estable, no sujeta a la política de la UE, que está ganando valor.
  6. Lo más probable es que la abras para nada.

Y dicho esto, mucha suerte.

Economía

Europa empieza en los Pirineos

Esta frase la conocemos todos, es de uso común cuando queremos autoflagelarnos de lo mal que va todo. Sin embargo a veces te da por pensar o por leer, y se te cae el alma a los pies. En Francia les ha dado por contar los pobres que tienen, es decir, todos aquellos que ganan menos del 60% del sueldo medio. Y se han asustado por el aumento que han tenido. Hasta aquí todo normal, que si la crisis, que si la juventud sin futuro…el problema es que para ser pobre en Francia puedes llegar a ganar 954 euros mensuales. Y si los ganas eres pobre. ¿Cuanta gente está en España en ese rango? Fuera de Madrid, Barcelona, Valencia y Navarra en general, una gran mayoría de jóvenes y no tan jóvenes. Y eso con viviendas que en Francia cuestan lo mismo o menos, y coches que también cuestan parecidos (dejemos fuera París, que es de cara como Madrid y no tiene los mismos sueldos tampoco).

Y te cabreas, pensando que  es que cobramos cuatro duros y que nuestros jóvenes, la generación mas preparada, está condenada al paro. Pero no, resulta que si te lees el BOE, el 60% de los jóvenes menores de 25 parados no tienen ninguna formación (no tienen acabada la ni la ESO), y otros muchos no tienen ninguna cualificación. Ni FP, ni carrera ni un curso del CCC. ALGO. Un curso de mas de 400 horas de alguna materia en los últimos 3 años. Pero ni eso. Resulta que gran parte de los jóvenes en paro no saben hacer nada, aunque quieran.

Y claro, habrá el que diga que no nos podemos comparar con Francia, que si ellos son mas ricos, que si aquí todo es mas barato, que el cuñado de la nuera de mi primo contaba que en Francia todo era mucho mas caro en los 90, cuando estuvo de vacaciones. Pero claro, las cifras están ahí para recordarnos lo caro que está todo y cuanto ha subido la vida. Basta con mirar al siguiente gráfico:

precios-1981-vs-2011-sm.jpg

Generado por: Actibva

Y claro te das cuenta que pagamos todo mas caro, que estamos menos formados, somos mas corruptos que el resto de Europa, que en idiomas estamos ahora como hace 40 años; y que encima nos encanta nuestra propia estupidez, votando a gente sin formación, corrupta, que no sabe idiomas y que nos subirá los precios.

Pero no pasa nada, siempre nos quedará el sol y poner mojitos a los jubilados europeos, mientras que sigamos con nuestros sueldos de pobres.

Gestión Profesional

Es muy curioso como la vida da vueltas y suele ser justa. Desde hace unos años, no sabría decir cuántos, los ayuntamientos y los gobiernos regionales se han convertido en “suplidores de servicios” del gobierno central: Allá donde el gobierno no llegue, allí damos nosotros el servicio. De esta forma hay regiones que dan atención dental gratuita (sin duda necesaria), en otros los ayuntamientos subvencionan la compra de X vehículos, o  amplían el cheque bebé o es gratis llamar a Gran Hermano. Vamos, que un alcalde se conocía por la de cosas que había hecho la ciudad, por lo bien que había quedado una calle o por los regalos que hace. Y nadie se preguntó como se pagaba.

A fin de cuentas, ese dinero “yo ya pago impuestos” así que “quiero todo”. El problema es que los impuestos no suben tanto como los servicios y de alguna manera hay que tener dinero. Y cuando un alcalde dice “decirme lo que queréis y os subo los impuestos”, la primera respuesta es: “nonono, yo ya pago mucho, búscate la vida, o bájate el sueldo”.

En el fondo lo que refleja es la falta total de visión económica y de proyección de mucha gente. La realidad es que la famosa “Burbuja Inmobiliaria” la crearon los ayuntamientos para poder sostener todas esas prestaciones que la gente demandaba. Nadie se pudo poner en medio porque cortar eso era cortar la financiación, y había que dar alternativas. Ahora resulta que los ayuntamientos han perdido esos ingresos y los que preveían tener, de forma que están en un estado de “quiebra técnica”.

Los grandes se pueden financiar emitiendo deuda, como si fueran un estado, y los pequeños pidiendo dinero a los bancos, como todos. Las regiones tenían las cajas, que también se están hundiendo, víctimas de la misma crisis que está afectando a los ayuntamientos. Porque se han regido por criterios que no son los económicos, sino políticos cortoplacistas, animados por votantes con poca visión.

Tenemos que entender que los mejores gestores son aquellos que no nos endeudan, aquellos que hacen que la ciudad, región o país se desarrollen de una forma sostenible ECONÓMICAMENTE, y no sostenible para flores y palomas, que también tienen importancia, pero menos.  Un ente público no es una empresa, y no se gestionan igual, pero si que tienen algunos principios comunes. Precisamente por eso creo que es imprescibdible que haya un equipo de profesionales de la gestión que aseguren unos mínimos servicios de calidad, así como la viabilidad económica de nuestra administración. Y con lo sobrante, hacer esas labores políticas o de imagen que muchos demandan.

La señora Aguirre ha hablado con mucha claridad, con una sinceridad que muchos no pueden o quieren usar. Vamos a promocionar un modelo estable, con gestores que estén a la altura y que cobren mucho (señora Aguirre, aquí no coincido con usted), vamos a atraer a lo mejor a gestionar el dinero de todos.