Somos los menos productivos de Europa (Que inventen ellos)

Productividad

Todas las estadísticas ponen a los trabajadores españoles entre los menos productivos de Europa, pero sin embargo dicen que somos los que nos pasamos mas tiempo en el trabajo. Eso quiere decir que (evidentemente), si cuando tu terminas tu trabajo te puedes ir, lo sacarás antes adelante. Sin embargo, si está mal visto que te vayas a tu hora, está claro que lo que se valora no es sólo tu trabajo, sino el tiempo que estás. Conclusión: para que trabajar mas si lo que importa es el tiempo que esté en la silla (el famoso no irse antes del jefe). A veces se utilizan eufemismos como “baja implicación con la empresa”. Cuando te dicen eso y tu estás sacando tu trabajo a tiempo, deberías encender todas las alarmas.

Para luchar con esto nada mejor que favorecer (yo diría que incentivar) que la gente trabaje lo que debe, y que se premie la productividad (mas trabajo en menos tiempo) ligándola al sueldo. Es el único modelo a seguir para hacer una empresa competitiva y motivar a los empleados. El tiempo en el que “ser barato a base de mano de obra barata significa éxito” ha pasado. China, India, Norte de África o Latinoamérica son mas baratas, y nuestros costes de mano de obra ya no serán nunca mas los mejores.

Curiosamente otros paises con costes laborales mucho mayores (y con mayores garantías sociales frente al desempleo), como Alemania, si son competitivos pese a que la fuerza laboral es mucho mas cara. En Alemania no han tenido recortes salariales, porque saben cual es su principal activo, los trabajadores. Gran parte de las empresas alemanas han sufrido una larga recesión, debido a muchos motivos que compartimos (crisis) y otros propios (coste de integración). Debido a ello ha bajado la producción, pero eso no se ha traducido en despidos. ¿Porque? Porque no querían precindir de la gente válida. Sin embargo tocaba apretarse el cinturón, así que lo que han hecho es que todos en las empresas trabajen menos, por ejemplo en vez de 40 horas semanales, 30. Esto bajaba el coste productivo, evitaba dramas y además mostraba un compromiso de la empresa con sus trabajadores. Ahora están a pleno rendimiento de nuevo, valorando, como lo han hecho siempre, lo productivo que seas.

Este esquema tan sencillo para pasar la crisis ha sido casi ignorado en España, con algunas honrosas excepciones.

Curiosamente, en un viaje reciende de la Canciller alemana Merkel a España ha pedido a la economía española lo que ellos ya aplican: ligar los sueldos a la productividad. Hasta aquí nada sorprendente, viene a ser algo lógico. Lo completamente surrealista es la respuesta de algunos de nuestros políticos y de la patronal española:

No hemos tenido una mala experiencia (vinculando los sueldos al IPC)

“La productividad es un tema más alemán que español”

Si se quiere mantener el IPC como referencia para un sueldo base, me parece correcto. Pero que debe haber un componente variable que marque la diferencia entre los mas productivos y los que no, es algo indudable. O también podemos mantenernos Quijotescos mientras que el Chiringuito aguante: ¡Que inventen ellos!

Deja un comentario