Ha muerto el último oso autóctono de los Pirineos

Camille

Aún no se ha encontrado el cadáver, pero parece confirmarse que el último oso autóctono de los Pirineos, Camille, ha muerto. Al parecer ya estaba enfermo, había perdido parte del pelaje que le cubría el lomo y se encontraba sólo. Estaba sólo porque un cazador francés mató hace 6 años a la última osa. Según él, fue en defensa propia, pues se encontró a la osa en actitud agresiva y tuvo que defenderse. Lo que no se ha dicho es que él ya sabía que estaría allí. Pagará 10.000 euros, un precio muy bajo.

Camille lleva unos meses sin acercarse a panales y a aotras fuentes habituales de comida, de forma que es muy probable que, aunque estuviera vivo y escondido, no sea capaz de afrontar el invierno con garantías. Desde hace unos años se ha trazado un plan en Francia para recuperar la población con 20 osos traídos desde Eslovenia, que cuenta con el rechazo de los ganaderos locales. ¿Cuantos osos nos quedan? En total, incluyendo las poblaciones del Cantábrico, no llegan a 200 osos en toda España. ¿Sobrevivirán este siglo?